ANTECEDENTES HISTÓRICOS

Existe constancia escrita de que hace 70 años, mi padre, Faustino Prieto Hernández ya elaboraba en Cespedosa de Tormes, jamones y embutidos de forma artesanal.

Yo, Faustino Prieto Martín, he mantenido esta tradición hasta llegar al momento actual, creando mi empresa en esta misma localidad Cespedosa de Tormes, que se encuentra entre la Sierra de Béjar y zona de Guijuelo, donde las condiciones climatológicas son las ideales para este tipo de producto, pues requiere mucho frío en invierno y temperaturas un poco elevadas en verano, para que el producto sude o como nosotros decimos, sangre.
Todos los productos que elaboramos se curan en secaderos naturales, lo que hace que su maduración sea lenta y con excelentes resultados.

Se trata de una empresa familiar que ha ido creciendo poco a poco y ya mis hijos están integrados en las distintas etapas de producción intentando mantener las características de cada producto con su sabor tradicional, haciendo que llegue al consumidor final con las mejores calidades.

 

Para ello se seleccionan todas las materias primas con estimado cuidado, empezando por la materia prima principal que es el cerdo ibérico, el cual a es suministrado por nuestra propia ganadería, llamada Pico Mambrú Sociedad Cooperativa, aportando el (95%) de la producción. Nuestros cerdos son alimentados con productos totalmente naturales como bellotas y cereales para obtener los mejores resultados.

Hoy en día, los productos que se elaboran, se comercializan amparados por la marca comercial JAMONES Y EMBUTIDOS FAUSTINO PRIETO y se suministran en un 90% al consumidor final mediante envíos a domicilio, el resto se comercializa en pequeñas tiendas de delicatessen y restauración de alta cocina.